“SEÑOR EMPRESARIO”…

0
297


La semana pasada estuvieron en Medellín dos funcionarios de la Fiscalía General de la Nación enviados por el alto nivel directivo del ente investigador…

Llamaron a este ”pechito” porque querían saber la mayor información del empresario Mauricio Vélez Cadavid quien sigue siendo investigado por estafar a más de un médico, accionistas minoritarios de la vieja Clínica Sagrado Corazón de Jesús, ubicada en el barrio Buenos Aires de esta urbe…

¡Qué felicidad! sentí con la llamada de la Fiscalía, por un momento pensé que ese caso que puntodevistardb.com denunció en el mes de enero de 2017, iba a dormir el sueño de los justos…

Podre Mauricio, deberá estar estresadito puesto una fuente más que cercana habló al oído para contarme que se había escondido al enterarse que la Fiscalía le está respirando en la nuca. Es más, me contó esa persona, esa mujer, que dijo que tenía covid para que no lo buscaran.

El hecho es que, a Vélez Cadavid, no solamente lo están buscando por presuntamente estafar médicos decentes y robarse una clínica, sino también, para que aclare la presunta manipulación y posible alteración de precios a medicamentos alta gama para enfermedades complejas como el síndrome de Morquio, enfermedad cuya característica es estatura corta, daño severo en huesos y falta de preservación de inteligencia.

Qué hacía Vélez: aumentaba, captaba pacientes con síndrome de Morquio, pero no los notificaba, no se hacía el respectivo seguimiento al tratamiento, no había confirmación de la enfermedad.

Un tratamiento de síndrome de Morquio, una enfermedad huérfana le cuesta al Estado entre $1.200’000.000 (mil doscientos) y $1.800’000.000 (mil ochocientos millones de pesos) al año.

El tratamiento de la enfermedad se hace con el medicamento VIMIZIM, cuyo frasquito de 5 ml tiene un valor en el mercado de $2’600.000 (dos millones seiscientos mil pesos) aproximadamente.

Mauricio Vélez, quien comercializa esta clase de medicamentos, a través de sus empresas como Medicarte entre otras, adelantaba el recobro, si era un paciente de régimen contributivo a las EPS y si era del régimen subsidiado a la Dirección Seccional.

Desde el 2016 hay reportes cercanos a los 1000 pacientes con el síndrome de Morquio, multiplique…

  • 1000 pacientes
  • Promediemos en millones 1.200 + 1.800 = 3000 / 2 = 1.500 millones de pesos.

En palabras de cristiano y musulmán, desde el 2016, Mauricio Vélez Cadavid podría haber defraudado al erario, en más o menos $1.5 billones de pesos.

Ese dinerillo, público, obviamente, una vez pagado a Vélez Cadavid a través de sus empresas, las EPS y la Dirección Seccional por su parte, cobraban la misma cuantía al Fondo de Seguridad y Garantía, FOSYGA, hoy ADRES, como no hay pacientes, ni seguimientos, es lo que está investigando la Fiscalía, 4 años después de haberse conocido la denuncia.

Mauricio Vélez es un muchacho joven, aguerrido y bien apadrinado. No sé si seguirá siendo, pero por varios meses hizo parte de la junta directiva del Metro de Medellín como suplente en representación del gobierno nacional.

Además, cuenta con la bendición de Lina Vélez la directora de la Cámara de Comercio, pero en especial de su pareja sentimental Fernando Ojalvo que habla e intermedia por él.

Ojalvo, del suroeste, de la tierra de mis abuelos maternos Jericó, tuvo en su momento grandes diferencias con el otrora presidente del Grupo SURA David Bojanini, quien hizo lo propio con Gonzalo Pérez, hoy el gran jefe, para sacar a Mauricio Vélez del grupo empresarial, debido a los negocios “non sanctos” que siempre proponía.

En 12 artículos escritos desde el mes de enero de 2017 se encuentra el compendio de la investigación que hoy adelanta la Fiscalía General de la Nación en Bogotá en contra de este “señor empresario”…




Source link